RSS

La hora de los pájaros

20 Sep

 

Sonaron los despertadores a la hora de los pájaros.

Noches desgarradas, manos inútiles y gargantas secas al regreso del sinsentido, donde las farolas se apagaron cansadas de sonreír tristezas en la madrugada de los borrachos.  Apenas las miradas reproducen los albores, ni puede el alma sostener su desvarío.  Alcohol de nostalgias en tragos cortos que fue embriagando las presencias.  Por eso, a la hora de los pájaros, se estremece el alma esperando que el día no llegue embriagado de dolor y llanto, y se duerman al fin los desperfectos del silencio. Injertos de vidas y no-vidas, antípodas del amor que destruyen los nidos de los murciélagos, abandonándolos a la luz del día.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 septiembre 2009 en Mis Letras

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: