RSS

Moneda de cambio

21 Sep

 

Mi oración no es moneda de cambio.

-Nada pido-

Hablo tan sólo, cara a cara, a la conciencia

para que no se duerma en los laureles

y acomode el clamor del mundo al egocentrismo de una duda.

La muerte es útil, pero no tengo prisa,

la espero sin llamarla.

Sé que vendrá y hará grande mi pequeño recuerdo,

mi humilde paso, de puntillas, por una vida extenuada de sentires.

 

Mi oración es la sábana que cubre mis entrañas.

Es el verbo parir de incertidumbres 

que con la voz ronca, espera que fluya de su garganta, repleta de arenas,

la sal que que va quedando en sus arterias.

Tengo preparado el sillón envejecido de protestas, para hablar con ella (cuando llegue)

No me iré sin reprocharle su error de llevarse equivocados

y dejar vagabundeando a quienes han perdido la voz y las espadas.

 

Mi oración no es moneda de cambio.

-Nada pido-

Grito a la intolerancia, mientras respiro

y el día le entregue a la sombra mi palabra

irá manchada de sangre que han salpicado mis hermanos.

¿Sarcasmo, ironía? No. Pero, tal vez,

la parca debería cambiar el orden en la lista

y comenzar por llevarse a quienes nada podemos decir

en ese idioma de injusticia y egolatrismo.

Me iré silente y tan sólo la conciencia vendrá conmigo,

me iré diciendo mi oración

 que no será,

os lo aseguro;

moneda de cambio.

 

 

Juana Corsina

septiembre 2009.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: