RSS

OCASOS DE AZAFRÁN Y MUSGO

13 Nov

 

 

Amanecer de plomo es sentir
en las entrañas, el invierno,
cuando otra estación se acerca (por la orilla)
con el viento de cara
y espanta los aromas de septiembre.

Colores habitados de azafrán y musgo
dibujan los ocasos presentidos,
y en el caer de las hojas,
el sonido perpetuo de añoranzas
desafía las conciencias
con su tacto de algodón…
con el sabor campesino en la garganta.

Siento, un no sé qué, en la nuca de los sentimientos
mientras bautizo, con tu nombre,
esas danzas invisibles
del árbol perenne que te verá pasar,
sin abandonarse al huracán del entretiempo
donde habitan las verdades de la tierra.

Es Otoño, Comienza a hacer frío;
tal vez, necesite una bufanda de esperanza
y un sombrero que me abrigue el pensamiento.


J. Corsina
19/09/08
 

 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 13 noviembre 2009 en Letras Poéticas, Poemas

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: