RSS

Archivo de la categoría: guerra

He decidido que no iré a la guerra

He  decidido  que  no  iré  a  la  guerra
       -a ninguna guerra-
 
En las  noticias  sobran  las  palabras
y  en  las  almas faltan  bombas
de respeto  y  sensatez.
 
La  plaza  de  todos  los  pueblos
es un buen lugar para sentarse todas las mujeres,
quiero  imaginar  todas  las  plazas  llenas,
todas  las  guerras  vacías.
Sí, he decidido que no iré a la guerra.
 
Puerta por puerta, como una antigua  vendedora
de  elixires, llamaré  para vender la paz
al  precio  de  una  sentada
en la  plaza  del  pueblo.
 
Las  mujeres  tenemos la paz en las entrañas
y  no  parimos  guerras.
 
Mientras  los  hombres  matan  a  los  hijos
lloramos  lágrimas  de sangre,
en súplicas desvanecidas al  carón
de las trincheras  del  hogar.
 
El  undécimo mandamiento
golpea  los  pechos  que  cobijan  la  vida
-No  mates  a  mi  hijo
no  mates  al  padre  de  mi hijo,
no  mates  a   mi  padre;
no   mates  a  sus  madres
no  violes  a  sus  hijas-
 
                           ¡ No  matar
                                            No  violar ¡
 
Las  guerras  matan 
y  el  hambre toma  forma  de  buitre 
en  las  manos  del   poder.
 
En  la  plaza  del  pueblo  hay  sitio
para  todas  las  mujeres  que  siguen  empeñadas
en  crear  vida.
Y  al   otro  lado,  los  hombres  se  alejan
para destruirla.
 
Por  eso,  he  decidido  que  no  iré  a  la  guerra
¡ a  ninguna  guerra!
 
 
Juana Corsina

Safe Creative #1103248798834

 

 

 

Ver el Video:

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No volarán las cometas de los niños cautivos

 

 

No hay cintas de tafilete

que puedan amarrar las lenguas,

cuando arrastran la verdad

y guardan -como quelonios-

las palabras dentro de su caparazón.

Cuelgo las llamas que salen de mi boca

en un talabarte que se sostiene junto a mi piel,

despecho callado de tanta injusticia.

Construye el dolor un tándem

que avanza hacia la conciencia,

y pedalean con fuerza iracunda

las protestas de aquellos a los que

se les obliga a callar su explotación.

Súplicas de papel, con lágrimas de tinta

que escriben el réquiem

de quien entrega la vida sin saber,

siquiera, que la había comenzado.

Y mientras, se escuchan los vagidos mudos,

las infantiles voces que cantan a la luna

porque el sol, apenas roza sus párpados

alambrados en los sótanos de los titanes.

(El viento recogido en un hatillo,
no hará volar las cometas.
Porque el oro de sus sueños,
es la codicia de los indeseables)

 

Juana Corsina
01/11/07

©®

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Rituales de codicia

Ágiles sombras de vísperas salvajes,
anuncian el metálico presidio
de la lenguas hervidas en secreto
y llega, ciega, la tortura de los cuerpos
que oculta el fervor impuro
y ejecuta en silencio, las sílabas ebrias
de un exacto grito que atraviesa la razón.

Cerca del agua, la guerra,
cerca de la guerra, el exceso
y en el exceso mismo…
el dolor calcinado de unos corazones
plantados junto a las malvas.

Muere el hombre.
El universo afila sus cuchillos
e ignora la súplica de los tiempos.

.·.* ·.·

Héroes de almidón
se apiñan en simulacros
que desordenan el alma.

A pesar de no haber dormido,
las sábanas y las almohadas cóncavas
madrugan taciturnas, abasteciéndose
de juramentos y demencias.
Estrangulados músculos que dejan al desnudo
los huesos rotos de la paloma blanca,
mientras la muerte, toca con los nudillos
la ventana de la miseria.

Rituales de codicias
donde la carne, se obstina
en dormir bajo el dosel de la esperanza.

Es la guerra… y yo,
me hago cargo de todas las pesadillas.

Juana Corsina
19/07/08

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: